lunes, 14 de abril de 2014

MUNDO DE COLORES

Este Lygodactylus williamsi se dejó fotografiar hace unos días, también en Praga.
Se trata de un Gecko diurno de pequeño tamaño, y puede alcanzar hasta 8 cm (incluyendo la cola).
Los machos suelen ser un poco mayores que la hembra en cuanto a tamaño, y presentan un color azul más intenso.



El color que presentan puede variar desde azul añil intenso a azul metalizado, en función del estado de ánimo que presentan. Cuando están estresados o duermen pueden presentar color negro.




Una curiosidad de los Lygodactylus williamsi, es la capacidad prensil que presentan en la punta de la cola. La punta de la cola es ligeramente más ancha, y presenta laminillas adhesivas iguales que las de la parte inferior de los dedos, lo que les permite adherirse a cualquier tipo de superficie, incluso a un cristal.